App Oficial GRATUITA

¡CONSÍGUELA AHORA!
Imprimir:Array ( [0] => alojamientos [1] => sabiote-jaen )
Más opciones

108 resultados

2 Personas - 1 Dormitorios - 1 Baños
  • Wifi
  • Aire Acondic.
  • Calefacción
4 Personas - 2 Dormitorios - 1 Baños
  • Wifi
  • Aire Acondic.
  • Calefacción
5 Personas - 2 Dormitorios - 1 Baños
  • Aire Acondic.
  • Calefacción
  • Tv satélite
4 Personas - 2 Dormitorios - 1 Baños
  • Wifi
  • Aire Acondic.
  • Calefacción
4 Personas - 2 Dormitorios - 1 Baños
  • Wifi
  • Aire Acondic.
  • Calefacción
10 Personas - 4 Dormitorios - 2.5 Baños
  • Piscina
  • Calefacción
  • Parking
11 Personas - 4 Dormitorios - 2 Baños
  • Piscina
  • Calefacción
  • Parking
16 Personas - 8 Dormitorios - 7.5 Baños
  • Piscina
  • Calefacción
  • Parking
7 Personas - 3 Dormitorios - 1 Baños
  • Piscina
  • Calefacción
  • Barbacoa
9 Personas - 4 Dormitorios - 2 Baños
  • Piscina
  • Parking
  • Barbacoa


1 2 3 4

SABIOTE

JAEN

Sabiote cuenta con un valorado patrimonio renacentista —Al igual que las cercanas localidades de Úbeda y Baeza—, también su casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural.

Sabiote está a unos 66 kilómetros de la ciudad de Jaén, rodeado de extensos campos de olivo y cereal. Los primeros asentamientos humanos datan de la Edad de Bronce y fenicios, por los restos que se ha podido encontrar.

De gran importancia es el Castillo de Sabiote situado al extremo de la muralla, considerado como una de las principales fortalezas construidas en el siglo XVI en la provincia de Jaén. A señalar su portada plateresca y blasonada de gran belleza. Imponentes torreones se alzan al cielo y almenas.

El recinto amurallado destaca sus antiguas puertas que dan acceso a la villa que se conservan: La del Pelotero, la del Chirigote, Granada o la de San Bartolomé.

bella. En el recinto amurallado destacan, además, las antiguas puertas de acceso a la villa que se conservan: la del Chirigote, la del Pelotero, la de San Bartolomé o la de Granada son algunas de ellas. Tampoco hay que perderse visitar, la Iglesia de Santa María o el Convento de las Carmelitas Descalzas, todo mientras se pasea entre casas nobles y edificios con detalles platerescos y fachadas renacentistas.